Escuela Normal, ¡Garra y Pasión!

La E.N.S."V.V." inicia otra década de éxitos en Paso de los Libres – Ctes – Arg.

Archive for 22 marzo 2009

Cuentos

Posted by Profe Martinelli en 22 marzo 2009

 cuento extraido de http://futesp.fullblog.com.ar/post/al-lateral-carajo-841208271159

Al lateral, carajo

 

Días pasados, hará cosa de una semana, tuvimos la oportunidad de contar en el pueblo con una conferencia referida al deporte. Este tipo de eventos debe ser habitual por Córdoba, Buenos Aires, Santa Fe o Mendoza, pero por nuestros pagos es difícil que alguien se digne a hablar y más difícil aún que alguien se digne a escuchar. El orgullo local tuvo a su cargo dicho evento, que resulto en el éxito que se puede presumir al tratarse de una personalidad tan convocante y con tantos seguidores por estas tierras donde el deporte es algo más que un espectáculo o un divertimento.

Luego de la conferencia dictada por Efraín Sotelo, dictada con la maestría a que nos tiene acostumbrados, tuve una larga noche de insomnio. El tema tratado por nuestro periodista deportivo fue la influencia de los deportistas extranjeros en nuestro deporte. Si bien el enorme conocimiento de Sotelo no deja lugar a dudas, a mí en particular me ayudó a recordar algunas imágenes que pensaba perdidas.

“Los de afuera son de palo” fue el poético nombre con que Sotelo bautizó a su conferencia, en clara alusión a los extranjeros que habían transitado durante su vida deportiva por nuestros pagos, dejando huellas más o menos marcadas, como las huellas de Isaías Sucre, mediocre maratonista que dejó sus huellas digitales en la comisaría por intento de robo de gallinas en la casa de los Santibáñez. Como un gran maestro oral, Sotelo ejemplificó su charla de una manera simple y didáctica, recordándonos la historia deportiva de Marcos Aldao, futbolista. Así comentaba Efraín Sotelo, y nos hacía pensar:

 

“La nacionalidad puede establecer actitudes no sólo en el nativo de determinado país, sino en la acción y reacción de quienes lo reconocen como extranjero. Marcos Aldao no era extranjero, tenía nuestra tierra entre los dedos de los pies, encarnada bajo sus uñas. Su acento al hablar, indudablemente, denotaba que algún pariente había nacido fronteras afuera, y era cierto. El padre de Marcos era brasilero, pero también era casi uruguayo. La frontera de ambos países fue su cuna y su patio.”

 

Aldao había jugado durante unos pocos años en el Salsipuedes, equipo célebre por sus patadas (ninguna por debajo de la rodilla) y los actos de vandalismo constantes que ocurren en su cancha. Su actuación deportiva no tuvo gran repercusión pero las personas como Efraín Sotelo pueden ver más allá de lo que vemos nosotros, y así nos continuó diciendo acerca del brasilero:

 

“A Marcos Aldao lo bautizaron como el brasilero apenas abrió lo boca para saludar en el colegio. Lo llamativo fue que no sabía nada respecto del Brasil y menos aún podía hablar el portugués. Pero los sobrenombres, una vez dictados, no desaparecen jamás y este fue un caso más que lo certifica. Pronto se armaron equipos de cada grado para jugar unos campeonatitos escolares que suelen ganar los grandulones de los grados superiores. En el colegio Marcos no demostró gran talento como futbolista, sus genes futbolísticos brasileros parece que quedaron en la aduana.”

 

Nadie en su sano juicio se presenta para jugar en el Salsipuedes. El sólo hecho de encontrarse en las proximidades de su cancha es motivo de terror para más de un poblador. No se puede diferenciar entre un barra brava y el canchero, quizás porque en muchos casos se trata de la misma persona. La manera de reclutar jugadores para sus filas es sencillo: uno de sus veedores espera en la salida de la cárcel del pueblo, en cuanto sale un muchacho, que se saluda efusivamente con alguna chica y alguna mujer mayor (presumiblemente novia y madre, respectivamente) el veedor se le acerca y le promete un futuro de gloria deportiva, de renombre como futbolista y de futuro jugando en Buenos Aires, Córdoba o Rosario para equipos de gran convocatoria. Los recién excarcelados aceptan tan jugosa oferta, incluso aquellos que nunca han pateado una pelota.

Además del escaso nivel demostrado por sus simpatizantes y jugadores, el Salsipuedes nunca pudo destacarse en ningún torneo. La mejor posición que ha logrado fue sexto, en un torneo de ocho equipos.

 

“Cuando Aldao llegó al Salsipuedes, una tarde oscura que presagiaba su futuro dentro del equipo, no había ningún otro chico para probarse. Aparicio Aranguren, entrenador de renombre por estos lares, dirigía la reserva y fue quien le tomó la prueba.

-Sos de caucho, pibe. ¿Ya pensaste que vas a hacer de tu vida?-

-No, señor.-

-¿Cómo andan las notas en el colegio?-

-Por eso vine, don Aparicio. Me va tan mal que el director me recomendó venir a probarme acá, a ver si podía jugar al fútbol.-

El gesto en la cara de Aparicio Aranguren cambió de pronto, como cuando uno tiene una idea genial o una maldad genial. Además había que tener en cuenta el hecho de que el muchacho se había presentado sólo, sin ninguna promesa de futuro estelar y sin demasiadas pretensiones, apenas escapando de la escuela por consejo del propio director, quien nunca le habría enviado un chico al Salsipuedes salvo que pensara que debía dedicar su vida al deporte sin esperanza en un equipo mercenario o terminaría viviendo en las calles y ejerciendo las tareas del delincuente. Se podría pensar que Aldao era el prospecto básico del cual suele nutrirse habitualmente el equipo, pero más natural y sin antecedentes penales.

-Tenés acento brasilero, ¿sos brasilero?-

-Yo no, mi papá.-

-Listo. Quedaste en el equipo, el lunes vení a entrenar.-”

 

En otra ocasión les comentaré respecto de Aparicio Aranguren, pero es indispensable que conozcan el gusto por el fútbol de Brasil que tenía don Aparicio. Siempre destacaba la supremacía de los brasileros respecto a cualquier jugador del mundo, incluyendo naturalmente a los argentinos. Esta admiración respecto al fútbol del múltiple campeón mundial no tenía una gran argumentación, de hecho no tenía ningún tipo de argumentación en los pensamientos del entrenador de juveniles. Sólo puedo decirles que tenía en el Brasil campeón del mundial de México 1970 al equipo ideal.

 

“A este punto quería llegar en mi relato, en mi ejemplo de la influencia de los extranjeros en nuestro deporte, puntualmente en este caso en el fútbol. Marcos Aldao había jugado siempre como número cinco, en el mediocampo, recuperando la pelota y entregando al diez, al conductor, al enganche. Pero Aparicio Aranguren tenía otras ideas respecto a él, y todo fundamentado en la nacionalidad:

-Aldao, andá a jugar de tres.-

-Pero nunca jugué en esa posición.-

Si bien Marcos Aldao tenía intenciones de jugar al fútbol profesionalmente, como todos los que hemos intentado hacerlo, también pretendía desempeñarse donde juzgaba mejor iba a rendir. Moverse desde el centro del campo hacia un costado, retrasándose en el terreno, no era algo a lo que pudiese adaptarse en el corto plazo y dudaba seriamente de poder hacerlo en el largo plazo. Los temores que lo hacían dudar pasaban principalmente por su nula velocidad para proyectarse al ataque, de evitar la tendencia a cerrarse y dejar su banda completamente libre y de usar el número tres, número que aborrecía desde niño.

-Sos brasilero, de lateral vas a andar fenómeno.-

-Pero…-

-Al lateral, carajo.-

Marcos Aldao entrenó durante dos meses en esa posición y cada vez jugaba peor. Nunca se adaptó, quizás por el cambio de posición. Más probable es que al ser derecho le costara demasiado jugar sobre la izquierda, o pudiera estar en coincidencia con el bajo nivel general que presentaba como futbolista.”

 

Este detalle en la conferencia de Sotelo fue el que me tuvo desvelado, nunca me había detenido a pensar en que la nacionalidad pudiera ejercer tal influencia en el destino de un muchacho. La mañana me aclaró las ideas al entender que no sólo la nacionalidad puede actuar de tal forma, sino el color del cabello o de la piel. Me vino a la mente el recuerdo del negro Salmuera, tremendo goleador del equipo escolar que integré y con el que obtuvimos dos campeonatos. Muchos goles y mucha intimidación hacían de Salmuera el nueve ideal de cualquier equipo que pretendiera ganar el torneo.

Para cerrar el tema de Aldao a continuación les dejo el fragmento final de la conferencia “Los de afuera son de palo” dictada por el extraordinario Efraín Sotelo:

 

“Una tarde la casualidad quiso que Aldao debutara en el Salsipuedes. Había terminado el primer tiempo, con ventaja de cuatro a cero para el Atlético Achicoria, y el lateral izquierdo del equipo se había lesionado tras intentar detener una bicicleta del flaco Benjamín Iturralde, puntero endemoniado del Achicoria. Aparicio lo llamó a Marcos y le dijo, mientras lo palmeaba:

-Hoy debutás, nene. Nos estamos comiendo un peludo bárbaro, rompele las patas a Iturralde y estamos conformes, no te asustés.-

El resultado final del partido es una anécdota, una de las que suele recordar el Atlético Achicoria como una de sus máximas goleadas, al encajar doce goles. Para Marcos Aldao el debut tuvo dos costados bien diferentes: por una parte probó el amargo sabor de la derrota y de la humillación en su primer partido; por otra parte al tres titular le dio tanta vergüenza que se retiró del fútbol, dejando su puesto vacante para que lo ocupara Aldao durante algunas temporadas. Fue el único extranjero que ha jugado para el Salsipuedes hasta el día de hoy.”

 

Extraidos de http://www.deportes24hs.info/

 

Cuentos Deportivos Imprimir E-Mail
miércoles, 23 de julio de 2008
 

  • ImagePor Tavera

La carrera del bien contra el mal …….

<!–[if !supportEmptyParas]–> <!–[endif]–> En mi niñez, de la cuál me despedí no hace mucho tiempo …..tenía por costumbre leer en la ya desaparecida revista Anteojito las aventuras de “Steve Valiant y su rugir de los motores”, este era un piloto de autos de carreras, muy arrojado por cierto…., que nosolamente corría carreras con experimentados pilotos, sino, que también contra pilotos malos y saboteadores, que hacían de esas historias mucho más lindas e interesantes para los chicos de mi edad. Si hoy …….nos salimos de las carreras, en la vida cotidiana existen muchos de estos personajes, ¡No!….

En fin…. Lo mío hoy es contarles una carrera muy particular que tuve la oportunidad de presenciar junto a Lito, mi hermano, “Juanma” Cevasco y “Taquita” Aldsoro, allá por la ruta 34 volviendo de la ciudad de Rafaela de un final ajustadísimo del campeonato de la fórmula Renault; sin querer, en aquella oportunidad fuimos protagnistas y espectadores de lujo de una carrera automovilística extravagante y particular,una carrera que quizas en centurias se vuelva a repetir en estas latitudes. A este hecho deportivo sin parangón lo denominamos la carrera del Bien contra el Mal….esta historia, que fue escuchada muchas veces y relatadas en otras que quienes pudimos verla, tuvo dos protagonistas de lujo, dos grandes hombres, dos excelentísimos pilotos o corredores; un desafío entre lo futuresco y el pasado, entre las computadoras y la inyección electrónica por un lado y la mano del hombre y el ingenio mecánico por el otro, este espectáculo fuera de serie por cierto, con pilotos que no iban a desentonar jamás con tal….. no dejarían de exponer sus cualidades conductivas, reconocidas popularmente por toda una ciudad.

Con el buzo antiflama del bien, se lo veía muy jocoso, resplandeciente y sin presión a un jovencísimo Carlos “Bichaca” Wiciak ( cualquier parecido con Niké Lauda es pura coincidencia), al mando de un R12 blanco, que era esencia y pureza de la mecánica argentina, este, contaba con elementos mecanizados por manos criollas, mejor dicho toqueteado por Carlos Cevasco, un legendario piloto y mecánico oriundo de J.B. Molina y radicado en Villa Constitución, que hacía las veces de manager y capitán de equipo de su hijo, Juan Manuel.

¿Y en el team del Mal?, “ el mismo mandinga” Pedro “Colota” Bruzzoni, un hombre de muy pocas pulgas, amarillo (prensa), gustoso del glamour nocturno, de lujosísimos hoteles 5 estrellas y de excéntricas vedettes de revistas setentistas; en su buzo de piloto de color negro, llevaba estampado el símbolo de la “guadaña”, siempre se movía rodeado de una comitiva de hombres de negro, enfundados en anteojos oscuros y anchos bigotes, que estremecían a grandes y chicos,(cualquier parecido a un general de la dictadura es mera coincidencia) en sus manos poseía la conducción de un virtuoso y campeón Peugeot 405, cuya responsbilidad caía sobre un tecnificado y cibernético equipo francés.

Nosotros los pibes, ya teníamos por quién hinchar y a quién alentar, nuestros sentimientos eran de púbico conocimiento, fanáticos sin medidas de “Bichaca”, hombre que siempre compartía las noches de equipo en algún rincón del país, nos amanecíamos escuchando sus historias campeonas de la vida; “Colota”….. por el otro lado, era el rigor, era la amenaza continua, en fin, …….la patota glamorosa de esos fines de semanas de competencia de la fórmula Renault Nacional.

La carrera se largó a la salida de la ciudad de Rafaela, por la ruta 34 hacia el sur y finalizaría en el cruce de ésta con el acceso a la ruta que lleva a la localidad de Las Rosas El calor agobiaba, el público sufría cuadros de deshidratación, pero jamás dejaron de corear los nombres de sus pilotos favoritos, el asfalto ardía de calor (como el desierto del Sahara en verano), imaginense ustedes, Diciembre a las 3 de la tarde…….

Si señor!!!!, de movida, ahí nomás en la largada, “Bichaca” se puso al frente de la competencia; como una hiena hambrienta, como un ave de rapiña, “Colota” (quién no sabía que el 405 tenía 5ta, o mejor dicho no quería colocarla), acechaba a “Bichaca”, buscaba con maniobras lícitas y muchas más ilícitas(autazos y señas groseras-amenazantes), el sobrepaso de su rival, esto no amedrentó a nuestro “Bichaca” que seguía adelante, con rumbo atronador, avasallante y titánico a bordo de su “fantasma blanco”. La mecánica argentina (el átelo con alambre……tenaza, martillo pulsiana, etc.), al final, se imponía a las computadoras de los europeos….el champán victorioso y una corona de laureles imaginaria, dejó de lado a “Colota” y empaparon, cubriendo de gloria, al gran ganador de aquella siesta del mes de diciembre, nuestro amigo “Bichaca”.

Yo estuve ahí, mejor dicho, estuvimos con los chicos en primera fila, presenciando la épica carrera del Bien contra el Mal, lo vivimos llenos de risas y nunca dejaremos de recordarlo…….

Aquella carrera, fue en el mismo año en el que Martín Basso salío campeón de la fórmula Renault Nacional, el mismo del bicampeonato de Traversa con la Chevy de Oca, fue ese maravilloso año ’96, donde recorrimos autódromos del país, cargado de sueños e ilusiones de un primer puesto, acompañando a Juanma Cevasco, nuestro piloto y amigo que a fuerza de sacrificios, competía en aquella categoría escuela de pilotos.

 

 


  • ImagePor Tavera

Mi amigo numero 4<!–[if !supportEmptyParas]–>

<!–[endif]–>

<!–[if !supportEmptyParas]–> <!–[endif]–> La voz de Julio Sosa evocando a “TIEMPOS VIEJOS” inundaba el ambiente. El tango tiene algo de ligazón con la vida y ambos se entremezclan con el fútbol en un folklore bien argentino. Un café cortado y la vidriera de un bar en una cuidad que me ha adoptado, producen esta sensación de evocación de estas líneas dedicadas a un gran amigo.-

<!–[if !supportEmptyParas]–> <!–[endif]–>

Julio Ricardo Ramón, el “JULI”, el “MELLI BUENO”, el “HIJO DEL VIENTO” y de la BEJI y del PITIN. Hermano del otro celebre MELLI, el “LUISITO”, gran delantero de aires GARRINCHESCOS que paseara su “juogo bonito” por las canchas del barrio Palmar y de la Liga Regional del Sud de mi querida Villa Constitución.-

<!–[if !supportEmptyParas]–> <!–[endif]–>

Mi amigo, formo parte de aquel equipo glorioso de la categoría 70 del Palmar Fútbol Club. Fue el gringo Giannini, un director técnico atrevido y fogoso quien conformo aquel equipo del que todos hablaban e iban a ver a las canchas de fútbol infantil. Todo equipo tiene una espina dorsal que marca las diferencias, el gringo lo sabia desde la cuna misma, el, fue quien acoplo los talentos humanos y dio riendas sueltas a un puñado de infantes en tiempos en que un PELUSA MARADONA daba sus pinceladas y se asomaba al fútbol internacional, fuera la imagen del juego de la pelota que el deseaba ver. Con un talentoso y riñero “PIOJO GIORDANO” en el arco, un punzante “LUIS RAMON” como enganche desde atrás, de diagonales exquisitas y poniendo la cuota de gol en esos momentos críticos, un “WALTER CHICHIN CASTROMAN” goleador de todos los tiempos hasta su retiro cerca de los 30 años, pero, la carta en la manga, el arma secreta que marcaba la diferencia fue sin dudas el “JULI RAMON”, mi amigo numero 4. Las criticas al D.T. venían por el lado de los tradicionalistas del fútbol que no podían entender como el gringo hacia jugar a un 4 de estatura mas bien baja, con cara de ángel y para mas, zurdo, si señor, un 4 zurdo. Este equipo fue la sensación en aquella primera mitad de la década del ochenta. Llevaban como estandarte el rojo y amarillo, los colores que por mitades individualizaban del resto, el buen fútbol de este lado, los pataduras y tradicionalistas del otro. No hubo equipo que no se rindiera ante la 70 del PALMAR. Si hasta se dieron el gusto de armar equipos de renombres que perecieron sin chistidos ante el impecable e impecable juego de estos muchachitos atrevidos.

Julio Ramón formaba parte de esa defensa inexpugnable, prolija y limpia que descolocaba en sus quites a fortachones números 9 que olvidaban sus goles entre insultos y desazón ante alguien que tenia actitudes diferentes y que recibía todo tipo de insultos de aquellos estructurales y apegados a reglamentos .

<!–[if !supportEmptyParas]–> <!–[endif]–>

Como todo equipo viviendo su momento de gloria, pronto empezó a sufrir los embates de los poderosos. El Palmar, un cuadro de barrio, hacia miles de esfuerzos para jugar cada día sábado, rifas, pastelitos y fideos, formaban parte de la economía que permitía mantener la canchita, comprar las camisetas, las pelotas y tener un botiquín de primeros auxilios. Los clubes grandes ponían sus ojos en las figuras con muchas tentaciones y así, buscaban tratar de desmoronar a ese fútbol barrial pícaro, talentoso, divertido y de gran compañerismo. La 70 del Palmar sufrió ese ahogo y sus figuras migraron a diferentes equipos de la zona y de ciudades aledañas. El Arturo Garceche, eterno visitante del banco de suplentes, el Chichin Castroman, y los Melli Ramón fueron a pasear su fútbol al Atlético Paraná de la ciudad de San Nicolás donde deleitaron jugando a la pelota a toda la liga Nicoleña; el Piojo Giordano lo hizo a las inferiores del Riberas del Paraná donde saldría campeón en muchas oportunidades y culminaría su carrera como campeón en la primera división del Sociedad Italiana, siempre de la ciudad de Villa Constitución.

<!–[if !supportEmptyParas]–> <!–[endif]–>

Entre tanto, otro cuadro barrial, el COSMOS, veía nacer a una prominente figura. El Leo Raviolo, así se llama y lo apodaban el “ZURDITO de ORO”. Este enganche zurdo de gran habilidad, creatividad y una capacidad goleadora infernal era el comentario en la otra parte de la ciudad. El Cosmos, vería partir a esa figura, tentada por clubes grandes de la liga y por otros mas grandes de las ciudades de Buenos Aires y Rosario que venían los habados a ver a ese pecoso 10 del que todos chamuyaban.-

<!–[if !supportEmptyParas]–> <!–[endif]–>

Yo, era un colita de estos muchachos. Por ser mas chico, me conformaba viéndolos en la canchita del fondo del barrio los sábados, pero, tenia a mi favor que los chicos eran mis vecinos, ese fue mi plus, entonces, en la esquina sobre el paredón del Walter Becerra alias “PINCHARRATA” jugaba como arquero en los picaditos. Nunca tuve medio a que me fundieran, eran mis ídolos, es en ese paredón donde me hice arquero y atajador de pelotazos, pero esa es otra historia que mas adelante contare. De todos los muchachos que jugaban yo siempre prestaba atención y alentaba a mi amigo numero 4, tal vez, por que era del Rojo al igual que yo, tal vez, por que nunca me pego para que me hiciera de tal o cual cuadro, la ley del barrio es así, ser el mas chico entre grandes tiene sus riesgos y todos quieren que seas del cuadro del que ellos son; yo siempre fui del Rojo y me comí varios sopapos por no dejar de serlo.-

<!–[if !supportEmptyParas]–> <!–[endif]–>

El semanario “EL PULSO” presentaba en su sección deportes, la contratación por parte del ATLETICO EMPALME del “ZURDITO de ORO” para la temporada que pronto comenzaría. El otro club de la localidad, el que esta detrás de las vía del ferrocarril Mitre, el EMPALME CENTRAL asintió prontamente el golpe de su eterno rival local. Los dirigentes, se pusieron en marcha para la repatriación de quienes habían dado sus primeros pasos futbolísticos de muy pequeños en el club de sus abuelos, los MELLIZOS RAMON y sumados a ellos, la contratación de las perlas que chocarían en las redes de los adversarios, los goles del CHICHIN CASTROMAN. El ATLETICO EMPALME era mucho más poderoso que sus vecinos, una verdad irrefutable, pero el EMPALME CENTRAL se proponía realizar un trabajo serio y largo plazo. Los embates futbolísticos y sus anécdotas aun reinan en el ambiente de aquella localidad y resuenan hasta hoy la habilidad del ZURDITO de ORO, siempre contrarrestado del otro lado por la marca que a este ultimo hacia el otro crack mi amigo numero 4 con calidad, sin golpes y con un fútbol para paladares negros. Los goles del Walter inclinaron la balanza para el club sufrido y casi siempre tomado para el churrete por sus vecinos.- La historia del ZURDITO no duro mucho, mi amigo numero 4 comenzaba a escribir una leyenda por el lateral derecho con una zurda y un corazos de 18 kilates. La culminación de este ciclo fue el campeonato del 88, donde mi amigo numero 4 entrego su rodilla ante un número 9 de semejanzas a Goliat en el anteúltimo partido del campeonato, el como un David, entrego su tenacidad y fútbol hasta que lo subieron en la camilla que lo conduciría a un yeso de un mes de quietud. Aun lo recuerdo con lágrimas y muletas detrás del alambrado, emocionado y contento esperando el silbato que dijera que el EMPALME CENTRAL, el club de sus amores y sus abuelos, diera la vuelta olímpica en un crudo invierno de finales de la democracia Alfonsinita.

<!–[if !supportEmptyParas]–> <!–[endif]–>

Hemos compartido toda una vida como vecinos, como amigos de la vida, salidas nocturnas y aventuras que sellan la amistad hasta el día de hoy. Algún que otro picadito, nos encontró compartiendo equipos, yo como arquero contando con la tranquilidad que el me daba desde la derecha y el, sabiendo que cualquier cosa grave que pudiera suceder si lo lograban pasar contaba con arquero seguro y sin miedo. El último partido que coincidimos fue en la cancha del TAVO SIMUNOVICK, nos encontró enfrentados. El seguía siendo el HIJO DEL VIENTYO por lateral derecho y yo, LA PANTERA DE MOZANBIQUE, esa tarde estuve con todas las luces, esa tarde saque todo lo que venia al arco, inclusive, los tiros certeros y fundidores de manos del negro QUIQUE, que se gano el mote de REMINGTON, en honor al fusil. Faltando poco para el final, y con resultado a nuestro favor que ningún equipo podía levantar aun con MARADONA en sus filas, lo vi arrancar de mitad de cancha, lo vi desmarcarse y enfilar en diagonal atrevida al arco, todos pensaban que no seria gol, pero lo fue, le regale el palo el segundo palo y una sonrisa, el asintió y se fue corriendo a festejar el descuento. Me miraron y riéndose todos sabiendo de esa gran amistad que hace honor a la palabra AMIGO, nos regalamos un guiño de ojo que dio comienzo a estas líneas.-

<!–[if !supportEmptyParas]–> <!–[endif]–>

JULIO RICARDO RAMON, EL “MELLI”, EL “HIJO DEL VIENTO”, EL “JULITO”, mi amigo numero 4.-

<!–[if !supportEmptyParas]–>

Anuncios

Posted in HANDBALL, VOLEIBOL | Leave a Comment »

Programa Examen Anual 2009

Posted by Profe Martinelli en 17 marzo 2009

PROGRAMA  BÁSICO DE EXAMEN ANUAL

Prof.  Martinelli L.

Grupos: 2, 8, 9 y 10

Año: 2009

DEPARTAMENTO DE EDUCACIÓN FÍSICA

 

RCP (pasos y procedimientos), ALCOHOLISMO, TABAQUISMO, DROGADICCIÓN, ANOREXIA, BULIMIA (concepto, causas, síntomas, etc.)

TÉCNICA

TÁCTICA

CONDICIÓN FÍSICA

REGLAMENTO

CONDUCTA Y PARTICIPACIÓN

PROYECTOS

 

1.      RCP, ANOREXIA, BULIMIA, ALCOHOLISMO, TABAQUISMO, DROGADICCIÓN

 

6.1. Temas: en https://efnormal.wordpress.com (temas de examen)

 

2.      TÉCNICA -según deporte- Handball o Voleibol

2.1.   Individual

2.1.1.      Golpes, pases, recepciones, remates, lanzamientos, con sus variantes.

 

2.2.   Grupal

2.2.1.      Idem punto anterior, en grupos diversos.

 

 

3.      TÁCTICA –según deporte- Handball o Voleibol

3.1.   Individual

3.1.1.      Posiciones básicas, desplazamientos, rotaciones, posiciones fijas

 

3.2.   Grupal

3.2.1.      Variables individuales en situaciones de juego.

 

4.      CONDICIÓN FÍSICA

Individual a determinar por nivel.

 

5.      REGLAMENTO –según deporte- Handball o Voleibol

Conocimiento de las reglas básicas.

 

6.      CONDUCTA Y PARTICIPACIÓN

 

6.1.   Comportamiento individual y colectivo.

 

6.2.   Porcentaje de asistencia.

 

6.3.      Iniciativa demostrada.

 

7.      PROYECTOS

 

 7.1 Temas de los proyectos del área en los que participó

Posted in HANDBALL, VOLEIBOL | Leave a Comment »

YA ESTAMOS ENTRENANDO PARA EL RALLY

Posted by Profe Martinelli en 13 marzo 2009

EL JUEVES 12 INICIAMOS EL ENTRENAMIENTO PARA EL 2º DESAFÍO GARRA y PASIÓN, EL RALLY 2009!!
NOS JUNTAMOS A LAS 14:30 HS FRENTE A LA ESCUELA 12 CICLISTAS ENTRE LOS CUALES HABIAN YA 9 ALUMNOS DE LA ESCUELA! HICIMOS UNOS 18 KM POR LOS CAMINOS VECINALES DE LA CIUDAD, CORTAMOS CADENA, FRENOS Y REVOLEAMOS MUCHO, PERO PARA EL SABADO YA ESTAREMOS MEJORANDO LAS CONDICIONES DE LAS BICIS, YA QUE ES NECESARIO QUE FUNCIONES BIEN PARA QUE EL TRABAJO FISICO SEA POSITIVO. LOS CHICOS SE PORTARON ESPECTACULARMENTE BIEN Y COMENZAMOS A ENTENDER LOS SECRETOS DE UN BUEN MANEJO PARA LLEGAR LEJOS Y BIEN.
UN SALUDO A TODOS Y NOS REUNIMOS EL SABADO A LAS 15:00 HS FRENTE A LA ENNSVV PARA LA SEGUNDA SALIDA.
LUBRIQUEN LAS CADENAS Y ARREGLEN LAS BICIS!!!!!
EL PROFE

12-03-09_1524

12-03-09_1512

12-03-09_1511

12-03-09_1523

Posted in RALLY 2009 "GARRA Y PASIÓN" | 6 Comments »